Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/31/d375988798/htdocs/procivmac.com/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5837

El domingo 23 de noviembre de 2014 comenzó una nuevo proceso eruptivo en el volcán Pico do Fogo, el volcán más joven y más activo del archipiélago de Cabo Verde, 19 años después de su última erupción en 1995. Como consecuencia del inició de esta nueva erupción volcánica, la Rectora de la Universidad de Cabo Verde (UniCV) y el Servicio Nacional de Protección Civil (SNPC) solicitaron al  equipo volcanológico del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), y colaboradores científicos del Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN), asistencia para ayudar en la gestión científico-técnica de dicho proceso. En el marco de esta petición un equipo de 5 investigadores del ITER/INVOLCAN se desplazó a Cabo Verde el martes 25 de noviembre de 2014. Desde esa fecha y durante todo el proceso eruptivo que se daría por terminado el 8 de Febrero de 2015, el ITER/INVOLCAN ha tenido presencia física permanente en la isla de Fogo para cumplir de la forma más efectiva y eficaz posible con esta solicitud.

Esta asistencia científico-técnica se realizó en el marco del proyecto PROCIVMAC perteneciente al Programa de Cooperación Transnacional MAC 2007-2013 (MAC/3/C224) de la Comisión Europea, cuyo principal objetivo es la prevención de desastres naturales en municipios de la Macaronesia.

El personal de ITER-INVOLCAN, ha realizado acciones de colaboración y capacitación científico-técnica con el personal de la Universidad de Cabo Verde (UniCV) y con el Servicio Nacional de Protección Civil de Cabo Verde (SNPC) desde el año 2007 en el marco de diversos proyectos, como ‘Proyecto FOGO’, co-financiado por la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (AECID), ‘Proyecto MAKAVOL’, co-financiado por la Unión Europea MAC 2007-2013 y ‘Proyecto VIGILANCIA VOLCÁNICA’, cofinanciado por el Cabildo Insular de Tenerife. El trabajo previo desarrollado conjuntamente por los investigadores de ITER-INVOLCAN y UniCV-SNPC ha permitido la detección temprana de señales precursoras de la erupción ocurrida en Noviembre de 2014 en la isla de Fogo, Cabo Verde (Figura 1). Ya en abril de 2014 (7 meses antes del comienzo de la erupción) los trabajos desarrollados por el ITER-INVOLCAN/UniCV-SNPC alertaron sobre la detección de estas señales anómalas generadas por un aumento de presión en el sistema volcánico-hidrotermal del volcán Pico do Fogo (http://www.europapress.es/islas-canarias/noticia-involcan-registra-incremento-emision-co2-atmosfera-volcan-pico-do-fogo-cabo-verde-20140407174040.html) que han sido claramente consideradas como claras señales precursoras de la reciente erupción volcánica en la isla de Fogo.

Figura 1. Evolución temporal de la emisión difusa de CO2 (cuadrados verdes), flujo de calor (círculos rojos) y de la composición isotópica del CO2 en el cráter de Pico do Fogo (triángulos azules) desde el año 2007 hasta la actualidad. Los últimos datos representados corresponden a la campaña científica de enero de 2015, realizada durante la asistencia científico-técnica de ITER-INVOLCAN. La línea negra vertical indica el comienzo de la erupción (23 de noviembre de 2014) y la zona sombreada en gris muestra el periodo en el que se observaron las distintas señales precursoras del proceso eruptivo en marcha.

A continuación se describen de forma resumida las principales acciones realizadas en la isla de Fogo por el personal del ITER/INVOLCAN desplazado a Cabo Verde para atender la solicitud de asistencia de la UniCV-SNPC.

Acciones de asistencia científico-técnica realizadas

Geofísica (termografía/termometría)

El monitoreo del flujo de calor en el cráter de Pico do Fogo se ha llevado a cabo desde el año 2008 de forma regular, observándose un incremento gradual en dicho parámetro, que alcanzó un valor máximo en marzo de 2014 (Figura 1). Con objeto de conocer su actual valor, se realizó un estudio en enero de 2015 en el interior del cráter de Pico do Fogo. Gracias a la asistencia realizada durante en presenta proceso eruptivo, se pudo conocer que los valores máximos que se encontraban en torno a 16 MW en marzo de 2014 (durante la señal precursora observada por ITER-INVOLCAN-UniCV-SNPC), han descendido hasta los 10 MW en enero de 2015. Otra de las acciones realizadas por el personal del ITER-INVOLCAN y de la UniCV-SNPC durante el presente proceso eruptivo ha sido el estudio termográfico mediante el uso de una cámara térmica portátil (Figura 2). Los resultados de la termografía permitieron realizar la primera estimación de la tasa de emisión de lava en el orden de 16 metros cúbicos por segundo.

Figura 2. Izquierda: científicos de ITER-INVOLCAN tomando imágenes térmicas de la erupción de Pico do Fogo. Derecha: Ejemplos de imágenes termográficas de la erupción volcánica de Pico do Fogo, tomadas en 27 y 28 de noviembre de 2014.

Geodesia

En las semanas previas al comienzo de la erupción no se registraron desplazamientos horizontales y verticales significativos a través de la red GPS permanente instalada en la isla de Fogo por científicos del ITER-INVOLCAN en el marco del proyecto MAKAVOL (co-financiado por el programa de cooperación transnacional MAC 2007-2013 de la Unión Europea), y operada a través de un convenio de colaboración entre el Cabildo Insular de Tenerife y la Universidad de Cabo Verde. Estos resultados descartan una fuente magmática a profundidades someras (15-5 km) y que no parece que haya gran acumulación de magma instruido en el edificio volcánico, por lo que la erupción parece estar siendo alimentada por un reservorio localizado a >10 km. Durante la presente asistencia del ITER-INVOLCAN se realizaron tareas de mantenimiento de dichas antenas GPS.

Geoquímica

El personal del ITER-INVOLCAN ha efectuado distintos estudios geoquímicos para monitorizar y entender mejor en actual proceso eruptivo que está ocurriendo en Fogo. Dentro de estos trabajos destacamos (i) la toma de muestras de cenizas y de lava para su posterior análisis (Figura 3), (ii) el estudio de la composición química de los gases emitidos mediante sensores portátiles (figura 4), (iii) la evaluación diaria de la cantidad de dióxido de azufre (SO2) emitida a la atmósfera (Figura 5) mediante sensores ópticos portátiles, y (iv) la estimación de la emisión de sulfuro de hidrógeno (H2S), dióxido de carbono (CO2), hidrógeno (H2), y vapor de agua (H2O) a través del penacho de gases durante la erupción, (v) la monitorización del volumen de magma expulsado durante el presente proceso eruptivo, (vi) el estudio de emisión difusa de CO2, H2S, H2 y helio (He) a través del cráter de Pico do Fogo (Figura 6), y (vii) estudio de la composición química de las fumarolas en el cráter de Pico do Fogo (Figura 6).

Figura 3. Científicos de ITER-INVOLCAN tomando muestras de lava y cenizas durante la erupción de Pico do Fogo.

Figura 4. Científicos de ITER-INVOLCAN realizando estudios de la composición química de los gases emitidos en erupción de Pico do Fogo mediante sensores portátiles.

Figura 5. Evolución temporal de la tasa de emisión de SO2 durante la erupción de Pico do Fogo mediante sensores ópticos portátiles hasta el fin mismo de la erupción, 8 de febrero de 2015.

Figura 6. Izquierda: personal de ITER-INVOLCAN y de la UniCV-SNPC realizando un el estudio de emisión difusa de CO2, H2S, H2 y helio (He); derecha: personal de ITER-INVOLCAN y de la UniCV-SNPC tomando muestras de gases fumarólicos en el cráter de Pico do Fogo (enero de 2015).